Te contamos los pasos necesarios para constituir una Persona Moral.

Importante: El presente documento es meramente una nota informativa y no pretende determinar la situación jurídica o fiscal de nuestros vendedores, por lo cual recomendamos solicitar asesoría especializada para asegurarse de cumplir con lo que resulte aplicable en cada caso.

Deberás seguir estos pasos:

1. Comienza decidiendo estas cuestiones fundamentales:

» ¿Qué nombre le pondrás a tu sociedad?

Elige un nombre o denominación. Te recomendamos que pienses al menos 3 opciones, ya que la denominación debe ser aprobada por la Secretaría de Economía, que verificará que no haya ningún nombre similar ya registrado. Este trámite debe realizarlo un fedatario público (te hablamos de esto en el punto 2).

» ¿Cuál será el régimen de capital?

Decide qué régimen de capital tendrá tu nueva sociedad. Ten en cuenta que existen diversos tipos de sociedades establecidos en el Código de Comercio, las más comunes suelen ser las Sociedad Anónimas y las Sociedades de Responsabilidad Limitada. Asegúrate de asesorarte para elegir la mejor opción para ti.

» ¿Quiénes serán los accionistas?

Debes tener al menos 2 socios o accionistas, salvo que constituyas una Sociedad por Acciones Simplificadas (SAS).

» ¿Cuál será el capital inicial de la sociedad?

El capital de la sociedad es el monto de inversión inicial que aportará cada socio. Actualmente las normas no establecen un mínimo ni un máximo de capital.

» ¿A qué actividades se dedicará la sociedad?

Cuando determines el objeto de tu sociedad, trata de ser lo más abarcativo que puedas e incluso considera agregar actividades que probablemente no estén consideradas en el inicio pero que podrías llegar a realizar en el futuro.

» ¿Quién administrará la sociedad?

Es necesario designar un administrador. Puede puede ser un administrador único (una sola persona ejerce la administración) o un consejo de administración (integrado por un grupo de consejeros). Para tomar la decisión, ten en cuenta que el administrador tomará decisiones sobre el negocio.

2. A continuación, elige un fedatario público

Necesitarás que un notario o corredor público elabore el documento constitutivo de tu nueva sociedad, para lo cual necesitará la información del primer paso. Además, lo protocolizará, tramitará la autorización de la denominación que hayas elegido e inscribirá la sociedad en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio (RPPC).

Para elegir un fedatario público, puedes consultar los siguientes sitios: https://colegiodenotarios.org.mx/ y https://www.corredorespublicosmx.org/

3. Inscribe la sociedad en el RFC

Una vez que tengas el documento constitutivo protocolizado, debes realizar un prerregistro en el portal web del SAT. Recuerda guardar el comprobante que se genera al rellenar el formulario de prerregistro.

Después, solicita una cita para concluir el trámite en las oficinas del SAT junto con tus accionistas. Cuando acudan, les pedirán:

» El comprobante de prerregistro.

» El documento constitutivo protocolizado original.

» Un acta donde se otorguen las facultades a un representante legal que actuará en nombre de la sociedad. Recuerda que puedes pedirle al fedatario que incluya la designación en el documento constitutivo para evitar costos adicionales.

» La identificación oficial del representante legal.

» Una unidad de memoria extraíble USB vacía. Allí se almacenarán los archivos de firma electrónica.

» Un comprobante de domicilio a nombre de la sociedad o de alguno de los socios o accionistas.

En la misma visita al SAT, puedes obtener la firma electrónica de la sociedad. La firma electrónica es indispensable para poder presentar declaraciones y hacer trámites. Ten en cuenta que el SAT te pedirá que el representante legal tenga firma electrónica vigente, algo que él mismo debe tramitar.

También puedes aprovechar este momento para pedir los Certificados de Sello Digital, que es indispensable para poder facturar. Si tienes firma electrónica, también puedes obtenerlos a través del portal web del SAT.

4. Por último, abre una cuenta bancaria

Por último, debes tramitar una cuenta bancaria a nombre de tu sociedad. Para hacerlo, elige el banco de tu preferencia y consulta qué documentos relativos a la sociedad y los accionistas debes presentar.

Una vez que el banco confirme la apertura de la cuenta, la sociedad estará lista para operar.

No olvides asesorarte sobre las obligaciones fiscales a cargo de tu sociedad y darles cumplimiento en tiempo y forma para evitar penalizaciones.


¿Te sirvió esta nota? ¡Compártela ahora!