Costos para emprendedores: 10 consejos para disminuirlos

Para evitar que los montos de gastos de tu emprendimiento se acerquen a los de las ganancias, te contamos cómo reducir costos de forma inteligente manteniendo la calidad de tu negocio.

Para que tu negocio funcione y prospere, es importante revisar los costos de todos los procesos de tu emprendimiento como por ejemplo la energía, la logística o el almacenamiento de stock, entre otros. En el momento de hacer recortes, es clave asegurarse gastar menos sin que eso afecte la producción. Conoce estas 10 estrategias para disminuir los costos para emprendedores.

Cómo disminuir los costos para emprendedores

1. Hacer un análisis del entorno

Lo primero será hacer un análisis donde informes, de la forma más detallada posible, cuáles son todos y cada uno de los gastos que tiene tu negocio; desde los recursos humanos hasta el servicio de energía. 

Una vez que cuentes con esta información completa, podrás generar un mejor plan de acción y verás en qué se gasta el dinero de tu emprendimiento, si es verdaderamente necesario ese gasto y si se puede disminuir. 

 

2. Gestionar tus gastos básicos

Es probable que tu negocio consuma agua, gas y luz de forma constante y que las facturas de estos suministros básicos equivalgan un porcentaje significativo de los gastos del emprendimiento mes a mes.

Si descubres algún gasto que no sea necesario, elimínalo. Ten en cuenta que, si estás pagando un servicio que no has utilizado en los últimos tres meses, es muy probable que no lo necesites. En cuanto a los gastos que sí que son necesarios, estudia otras ofertas para ver si puedes disminuir costos.

Conoce los tipos de costos para administrar las finanzas de tu negocio.

3. Descartar lo que no sea imprescindible

Una vez que hayas hecho todo el análisis previo de tu entorno, te tocará ir un paso más allá: es el momento de evaluar si la estructura de tu negocio es totalmente imprescindible. Con esto nos referimos a revisar que la cartera de productos, las actividades que realiza internamente, los mercados abordados, entre otros aspectos, sean totalmente necesarios para tu negocio

¿Sigo vendiendo este producto? ¿Sigo teniendo este proveedor? ¿Sigo haciendo este producto de esta manera? Estas son algunas preguntas que te deberás hacer para entender si cada aspecto de tu cadena de producción es imprescindible.

 

4. Aprovechar las soluciones tecnológicas

El entorno tecnológico avanza cada vez más rápido y ha traído muchas ventajas para los emprendedores. Una de ellas es la posibilidad de automatizar procesos. Por ejemplo, puedes hacer reportes digitales y llevar la contabilidad de tu negocio, y revisar los cargos asociados a cada transacción. Conoce cómo hacerlo desde Mercado Pago.

También, en vez de gastar dinero en alquileres de oficinas para tener reuniones, puedes elegir tenerlas vía Zoom, Google Meet, Microsoft Teams, entre otras, donde no tendrás que afrontar ningún costo extra. 

 

5. Optar por facturas electrónicas

Aunque no lo creas, la compra de papel para emitir facturas tiene su costo. Puede ser que a simple vista no parezca mucho, pero cuando sumas el total te darás cuenta que en realidad sí lo es y es un costo que puedes eliminar.

Elige hacer facturas electrónicas y que le lleguen a tus compradores por correo electrónico. Además de disminuir costos, estarás aportando al cuidado del medio ambiente y ofrecerás un valor agregado a tus clientes. 

 

6. Negociar con tus proveedores 

Tener en claro cómo y a quién se compra es esencial para reducir los costos de un negocio. Negociar con los proveedores te puede llevar a obtener ofertas, descuentos o mejores condiciones.

Repasa cuáles han sido tus gastos en compras en los últimos meses, busca alternativas a cada proveedor y habla con ellos, solicitando precios más bajos, condiciones más ventajosas en el pago o descuentos por volumen de compra.

7. Maximizar las habilidades de tu personal

Invertir en capacitar a tu personal siempre será una buena opción. Si cuentas con un equipo capacitado, lo más seguro es que mejoren sus tareas y obtengas mejores resultados.

Quizás en un principio puede ser difícil hacer esta inversión, pero te aseguramos que es mejor que tu empleado de siempre sepa hacer más cosas antes que seguir contratando más personas para hacer tareas más pequeñas. 

 

8. Elaborar un presupuesto y cumplilo

Un emprendimiento con sus cuentas claras y al día es la clave para lograr que sea rentable y cumpla sus objetivos.

Un presupuesto es una estimación de los costos que implica poner en marcha un proyecto o alcanzar un objetivo determinado. La gran ventaja de hacer un presupuesto es que tendrás en frente tuyo un plan de acción focalizado en lo monetario, que te ayudará a alcanzar una meta. Además, te permitirá darle un uso apropiado a los recursos de tu negocio y te ayudará a llevar un mejor control financiero y así reducir riesgos. Conoce cómo hacer un presupuesto.

9. Optimizar el control de stock

El control de stock siempre puede mejorar. Por ejemplo, el uso de un software te va a permitir tener toda la información vinculada al inventario de tu emprendimiento actualizado en tiempo real. Así, tendrás un mayo control, sabrás si tienes inventario inmovilizado ocupando espacio de almacenamiento, y podrás tomar alguna medida.

Contar con información precisa y en tiempo real es clave para optimizar la gestión de inventario y así reducir costos.

10. Externalizar servicios

Para muchos emprendimientos resulta muy costoso asumir los costos fijos de un determinado departamento, ya sea del área de recursos humanos, de contabilidad o de servicios informáticos.

Estos son servicios que suelen ser de los más externalizados. Son muy importantes tenerlos pero quizás tu negocio no cuente con el presupuesto suficiente para afrontar ese gasto. Por eso, puedes buscar empresas que brindan servicios centrados en estas áreas y podrás disminuir costos.

Como ves, disminuir costos no es sinónimo de reducir tus recursos humanos. Existen otros métodos y si los ponés en práctica, es posible que a fin de mes, cuando hagas la evaluación del flujo de caja, veas cambios notables.